¿Por qué los Alimentos libres de Grano no son los Mejores y los Carbohidratos son buenos?

2.371 Visitas
Categorías: Nutrición y Técnicos.

Para hablar de los alimentos libres de granos para mascotas, me centraré en la galleta extrusada, ya que esta categoría representa la mayoría de los productos de alimentos para mascotas en el mercado actual. En uno de mis futuros posts, haré alusión a otras formas de productos de alimentos para mascotas (alimento crudo, caseros, liofilizados, galletas horneadas, etc.). Originalmente, sólo iba a explorar los alimentos libres de granos vs  con granos; sin embargo, sería difícil discutir esta comparación sin incluir los carbohidratos. Para empezar nuestro debate primero me enfocaré en los carbohidratos y la digestibilidad.

¿Qué son los carbohidratos? ¿son digeribles?

Los carbohidratos consisten en azúcares simples (por ejemplo, glucosa), disacáridos (sacarosa o azúcar de mesa), oligosacáridos o polisacáridos (almidones). Antes de pasar a la siguiente sección, creo que es importante señalar que libre de grano no es igual a libre de almidón o carbohidratos

Como señalé anteriormente (su perro no es un lobo), la digestibilidad del almidón es similar en los perros, independientemente de la fuente (a base de grano o sin grano). Numerosos estudios han publicado digestibilidades similares (> 98%) para los alimentos para perros elaborados con granos (maíz, cebada, arroz, sorgo – milo y trigo) y sin granos (patata, guisantes, lentejas, harina de yuca – tapioca) Murray et al., 1999, Carciofi et al., 2008, Bazolli et al., 2015).

En gatos, de-Oliveira et al. (2008) investigó la digestibilidad del almidón tanto para las fuentes de carbohidratos con grano (maíz, arroz y sorgo / milo) como para las libres de grano (lentejas y guisantes). Todas las digestibilidades del almidón fueron> 93 %, lo que indica que los gatos pueden digerir los carbohidratos de manera eficiente si se extruyen. Además, todas las fórmulas en su estudio se formularon para un 35 % de almidón.

Los datos científicos no apoyan la idea de que la dieta libre de grano es mejor que lo dieta con granos. Ahora usted probablemente estará pensando que no tiene sentido y  ¿cómo es posible? Probablemente se deba a que ha leído información contradictoria en varios sitios web o que un representante de ventas les haya brindado una información diferente.

Además, notará que no informé sobre ningún estudio científico de los antiguos cereales, garbanzos o batatas. Hasta la fecha, no existen.

La extrusión hace que todas las fuentes de almidón sean iguales

Esto no debe ser una sorpresa para la mayoría de la gente en la industria. La mayor parte del procesamiento de la croqueta seca comienza con una fase de molienda para la uniformidad del producto, seguida de una fase de cocción que gelatiniza o cocina el almidón para una mayor digestión y biodisponibilidad (es decir, ↑ cocción = ↑ gelatinización de almidón = ↑ digestibilidad y disponibilidad). Sin embargo, la digestión y la biodisponibilidad pueden disminuir si el tiempo de procesamiento es demasiado largo, o la temperatura es demasiado alta (Buff et al., 2014).

La alta digestibilidad de estos almidones mencionados anteriormente proporcionará más nutrientes disponibles para el uso y almacenamiento de energía disponible (Crane et al., 2010). Además, debe tenerse en cuenta que casi el 100 por ciento de la glucosa disponible se absorbe por completo en perros y gatos (NRC, 2006).

Los perros y gatos necesitan glucosa para sobrevivir

Al igual que los seres humanos, hay un requisito obligatorio para la glucosa en órganos como el cerebro en el perro. Como resultado, cuando la glucosa dietética (es decir, el almidón) no se suministra en la dieta, el cuerpo del perro utilizará aminoácidos y glicerol para sintetizar la glucosa a través de gluconeogénesis. Además, los gatos están siempre en un estado de gluconeogénesis, lo que indica que la glucosa es importante para el metabolismo normal y es por ello que  los gatos necesitan dietas ricas en  proteínas.

 Aunque, es importante señalar que los gatos no utilizan los carbohidratos tan rápido como los perros (NRC, 2006). Si no se suministran en el alimento, se hacen internamente (suponiendo que poseen los bloques de la construcción adecuados). Por lo tanto, los carbohidratos son buenos para perros y gatos y son necesarios para la supervivencia.

Mito: los carbohidratos hacen que mi perro o gato engorde

Como nutricionista, una de las primeras cosas que aprendí fueron las siguientes relaciones de consumo de energía y requisitos:

  • Mantenimiento de peso (balance energético): calorías consumidas = calorías quemadas
  • Pérdida de peso (desequilibrio energético): calorías consumidas <calorías quemadas
  • Aumento de peso (desequilibrio energético): calorías consumidas> calorías quemadas

Otro aprendizaje importante fue la ecuación de Atwater modificada para calcular la energía metabolizable (EM) de una dieta, un indicador de la energía disponible. Esta ecuación se utiliza actualmente en la industria de alimentos para mascotas para predecir la EM para las guías de alimentación y las etiquetas del producto cuando no se han realizado pruebas con animales (AAFCO, 2017):

EM (kcal/kg) = 10[(3.5 × Proteína) + (8.5 × Grasa) + (3.5 × Carbohidrato)]

Como se puede ver con los cofactores anteriores, tanto las proteínas como los carbohidratos se ponderan de manera similar; sin embargo, la grasa tiene un co-factor de 8.5. ¿Qué significa esto en términos sencillos? El cuerpo del perro o del  gato recibe 2,25 veces las calorías de la grasa que de los carbohidratos o proteínas. Todos sabemos que el aumento de peso tiene lugar cuando se consumen más calorías que las quemadas. Asumiendo que mantenemos constante la EM, podría cambiar proteína y carbohidratos 1: 1 sin impacto en le EM. La única manera que puedo bajar la EM en los alimentos es reduciendo la grasa. En consecuencia, la mayoría de los alimentos para el control de peso reducen las  calorías y / o las grasas.

En resumen, es la sobrealimentación de calorías, no de carbohidratos la que causa el aumento de peso en perros y gatos. Puede sonar loco y sin sustento pero recuerdo cuando comencé mi carrera que el análisis garantizado para la grasa en alimentos del perro era 10-12 %. Hoy día, las garantías de grasa pueden ser del 15 % o más.

¿Alguien le dijo al consumidor que cambiara sus hábitos alimenticios?

Con los niveles más altos de alimentos grasos y densos en calorías que vemos hoy, creo firmemente que debemos proporcionar mejores guías de alimentación en los sitios web (con más detalles que las etiquetas de embalaje). Esto puede ayudar a los padres de mascotas y los veterinarios a tratar con las necesidades de energía de una mascota dada en  cada situación única (vs  otras categorías).

Tengo un Boston Terrier que es una patata de sofá. Dado que su nivel de actividad es mínimo (excepto cuando regreso a casa), ajusto su alimentación en función de su condición corporal. Si seguía ciegamente las pautas de alimentación de la bolsa, ahora sería un Boston ‘Relleno’

Entonces, ¿cómo llegó la industria hasta aquí?

Si la ciencia no apoya la idea de que la dieta libre de  grano es mejor que la dieta a base de granos, ¿cómo llegó la industria a plantear esto? Como se mencionó anteriormente por Phillips-Donaldson (2017), los retiros de alimentos para mascotas relacionados con la melamina en el 2007 hizo que muchos consumidores conocieran cómo se hacen los alimentos para mascotas, dónde se fabricaron los productos y cómo se utilizaron los ingredientes en los alimentos comprados. Como resultado, el consumidor rápidamente se dio cuenta de que los alimentos para mascotas premium y de supermercado contenían muchos de los mismos ingredientes.

Esto proporcionó una apertura para que las empresas comenzaran a distinguirse y comercializarse a sí mismas de otras empresas debido a sus productos Premium, los cuales no contenían ciertos ingredientes o ingredientes procedentes de China. Muchas de las primeras afirmaciones que aparecieron  en el mercado estaban vinculadas a los carbohidratos y se centraban en la ausencia de maíz o trigo. Estas primeras afirmaciones tenían sentido porque el gluten de trigo fue el principal ingrediente detrás de la retirada de los productos del  2007. Poco después, las marcas convencionales atrapadas por las tendencias reivindicaban las dietas  libre de grano y sin gluten, las cuales inundaban el mercado.

¿Cómo se van a diferenciar las empresas ahora?

Otra buena pregunta. En el  Petfood Forum 2017 analizamos cómo el alimento  libre de grano ya no es una característica distintiva entre las marcas premium tanto en la especialidad de mascotas como en los canales comestibles. Durante la presentación de Maria Lange (GfK), también se destacó el nuevo y creciente grupo de marcas (etiquetadas como “valor” natural) que son libres de grano y sin gluten y que le cuestan  al consumidor un promedio de 20 % menos.

Entonces, ¿cómo se diferenciarán las empresas? Tuve la misma pregunta cuando caminaba por  Global Pet Expo y SuperZoo en el 2017. Observé envases de alimentos que pregonaban … libre de papas, (incluyendo la batata), e incluían granos antiguos (mijo, quinua y amaranto) o Legumbres (garbanzos, lentejas y frijoles). Es algo cómico si lo analizamos ya que  muchas de las marcas todavía tienen productos en el mercado con los ingredientes que ahora se consideran tabú. De lo que sí sé no estoy seguro es a dónde vamos a ir como industria partiendo de ese punto (tal vez a las malas proteínas o grasas?).

Autor: Ryan Yamka, Ph.  Fundador y consultor independiente de Luna Science and Nutrition. Está certificado por el Colegio Americano de Ciencias Animales y certificado por el American College of Nutrition. Yamka aboga a su extensa experiencia en nutrición para mascotas, y varios años desarrollando, formulando y lanzando alimentos para perros y gatos como ejecutivo senior de compañías líderes en alimentos para mascotas. Trata de eliminar mitos y conceptos erróneos comunes sobre alimentos para mascotas.

Fuente: PetFood Industry

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de