Científicos Critican Tendencia de Alimentos a base de Carne Cruda

2.164 Visitas
Categorías: Nutrición y Técnicos.

Las bacterias y parásitos que se encuentran a menudo en los alimentos crudos de perros y gatos pueden representar un peligro para la salud de las mascotas y sus dueños, advierten los investigadores

La tendencia de alimentar a los perros y gatos con carne cruda ha sido criticada por los científicos, que dicen que a menudo contiene bacterias y parásitos que podrían representar un peligro tanto para las mascotas como para sus dueños.

La creciente  tendencia ha visto a los dueños de mascotas decidir por  productos como carne, huesos y órganos que pueden comprarse congelados para luego descongelarlos y así alimentar a sus perros y gatos. Una de las ideas que avala el movimiento es que estas dietas evitan los problemas de aditivos o contaminación presentes en los alimentos procesados y pueden ayudar a abordar problemas como los de la piel y las alergias.

Pero los investigadores han rechazado esta idea aligando que no hay evidencia de tales beneficios para la salud y que las dietas de carne cruda pueden causar lesiones dentales e intestinales, así como problemas de crecimiento en las mascotas, esto último como resultado de una deficiencia en ciertos nutrientes, un problema particular con las dietas caseras preparadas a base de carne cruda.

Un estudio más actual muestra una preocupación adicional: los patógenos.

“Vemos que cada vez más personas alimentan a [gatos y perros] con este tipo de producto y sabemos que la carne está infectada con bacterias y parásitos”, destacó Paul Overgaauw, coautor de la nueva investigación de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos.

Teniendo en cuenta que muchos estudios estuvieron enfocados en América del Norte, Overgaauw expresó que era necesario observar la situación en Europa.

En un artículo de la revista Veterinary Record, los investigadores describen cómo analizaron muestras de 35 productos de carne cruda en ocho marcas disponibles en los Países Bajos, un país donde se cree que más de la mitad de los dueños de perros alimentan a su mascota, al menos en parte, con carne cruda.

Después de descongelar la carne, los científicos buscaron la presencia de salmonela, listeria, E. coli y E. coli resistente a los antibióticos, así como dos tipos de parásitos: las especies de Sarcocystis y Toxoplasma gondii, un parásito que, entre sus riesgos, puede causar problemas en los cachorros.

Los resultados revelaron que el 23% de los productos probados contenían un tipo de E. coli que puede causar insuficiencia renal en humanos, mientras que el 80% de los productos en siete marcas contenían E. coli resistente a los antibióticos.

Además, se encontraron especies de listeria en más de la mitad de los productos, mientras que las especies de salmonella se encontraron en un 20%, las especies de sarcocystis en un 23% y Toxoplasma gondii en un 6%.

Overgaauw señaló que aunque los parásitos son inofensivos al congelarse, las bacterias no lo son, y que ambos suponen un riesgo en las dietas caseras a base de carne cruda, no solo para la mascota sino también para los propietarios, ya sea directamente como resultado de la contaminación cruzada, o a través de la exposición a patógenos arrojados por los animales. Además de hacer un llamado a una mayor concienciación, los autores sugieren que las dietas de carne cruda se etiqueten para resaltar los riesgos.

Daniel Chan, profesor de medicina de emergencia y cuidados críticos y nutrición clínica en el Queen Mother Hospital for Animals, que no participó en la investigación, dijo que el nuevo estudio se sumó a una creciente evidencia en las dietas de carne cruda para mascotas.

“Siempre supimos que existen riesgos asociados con las dietas a base de carne cruda desde principios de la década de 2000, pero esta es la primera [investigación] en Europa que ha llegado al punto de comprobar las dietas congeladas de carne cruda comercialmente disponibles”, apuntó.

Chan añadió que el estudio fue muy importante, ya que demostraba que la compra de productos comerciales congelados en lugar de utilizar alimentos caseros,  no evitaba los peligros de los patógenos. “Lo más preocupante desde nuestro punto de vista de salud pública es que están encontrando bacterias resistentes a múltiples fármacos en la fuente de alimentos”, dijo.

“Si compras carne picada en un supermercado, es probable que tengan bacterias, pero debido a que la cocinas no estás en riesgo”, agregó Chan, señalando que las dietas comerciales de carne cruda no están diseñadas para cocinarse porque podría descomponer los suplementos que fueron agregados a ellos.

Chan enfatizó que los veterinarios deberían discutir los riesgos de la carne cruda con los dueños, agregando que aún no se conocían cuáles eran las mejores precauciones.

“No ha habido ninguna evidencia que demuestre que si un animal tiene un problema de alergia, la mejor estrategia es tratarla con productos crudos”, agregó. “No tenemos ninguna evidencia científica para respaldar esas afirmaciones”.

Autor: The Guardian

Adaptado por Equipo All Extruded

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de