Según Pruebas de Palatabilidad los Perros Pequeños Prefieren las Croquetas Grandes

2.303 Visitas
Categorías: Nutrición y Técnicos.

Científicos de AFB International descubrieron en los ensayos de palatabilidad que los perros de todos los tamaños  prefería las croquetas grandes a las pequeñas y medianas

Contrario de la lógica humana, los perros pequeños pueden preferir las croquetas grandes. Los científicos de AFB International descubrieron en los ensayos de palatabilidad que los perros de todos los tamaños prefería las croquetas grandes a las pequeñas y medianas. Kristopher Figge, representante técnico y de ventas de AFB International, descubrió que los resultados de estos experimentos en las preferencias de tamaño de las croquetas de los perros fueron tan sorprendentes como su audiencia durante su presentación en el Foro de Petfood 2018, el 24 de abril de 2018 en Kansas City, Missouri. ESTADOS UNIDOS.

Un aspecto innovador de esta investigación sobre la croqueta es que realmente observó lo que prefieren los perros pequeños, no lo que la gente cree que prefieren, apuntó Figge. Al discernir qué tamaños de croquetas realmente eligen los perros, podría haber varios beneficios tanto para los minoristas de alimentos para mascotas como para las marcas de alimentos para perros.

Dado que los perros pequeños y medianos prefieren las croquetas más grandes, los fabricantes de alimentos para perros podrían reducir la cantidad de SKU que producen, destacó. Del mismo modo, los vendedores no tendrían que llevar tantas variedades de tamaño, lo que abriría espacio en los estantes para más marcas. Más marcas de alimentos para perros podrían atraer una base de clientes más amplia.

Entender las razones biológicas por las cuales los perros prefieren las croquetas más grandes podría conducir a avances en la palatabilidad de los alimentos para perros, dijo Figge. Su experimento reveló que puede no ser del tamaño de la croqueta más grande, sino la textura y el olor de esas piezas las que atraen a los perros de todos los tamaños.

Experimento observando las preferencias de tamaño de croquetas en los alimentos para perros

Figge desarrolló por casualidad la idea de esta investigación del tamaño de la croqueta. Un día, le dio a su pequeño perro una variedad de croqueta destinada a perros más grandes y observó que el perro, que pesaba menos de 30 libras, devoraba fácilmente las piezas grandes y parecía disfrutarlas.

Esto sorprendió a Figge, por lo que decidió probar la observación empíricamente. Su equipo de investigación originalmente planteó la hipótesis de que los perros más pequeños preferirían las croquetas más pequeñas. Los alimentos para perros comercializados para razas pequeñas tienden a tener tamaños de croqueta relativamente más pequeños que las variedades estándar, pero parece que los humanos asumieron que esto era lo que preferirían los perros pequeños.

En el experimento, se extruyó una formulación estándar en tres tamaños diferentes. Las croquetas pequeñas variaban de 7-8 milímetros, las medianas de 11 a 12 milímetros y grandes de 15 a 16 milímetros. Los 40 perros expuestos a la prueba de palatabilidad también variaron en tamaño con perros pequeños que pesan menos de 30 libras, perros medianos de 30 – 54 libras y perros grandes que pesan 54 libras o más.

Análisis de las propiedades químicas y físicas de las croquetas

Las piezas de croquetas se evaluaron en cuanto a textura, aroma y sabor. Las piezas más grandes demostraron tener los puntajes de textura más altos en los diversos instrumentos de sondas utilizados por los investigadores de AFB International. Estudios previos encontraron evidencia de que los perros tienden a preferir las dietas duras a las dietas blandas y que la textura influye en la palatabilidad.

El equipo de Figge utilizó la técnica de narices y lenguas electrónicas para evaluar cómo los perros percibirían el sabor y el olor de las croquetas. Si bien estos sensores no pueden determinar sabores u olores buenos versus malos, los dispositivos pueden detectar diferencias. La croqueta grande resultó ser diferente a las medianas y  pequeñas y estas dos últimas a su vez variaron poco entre ellas  

Los investigadores utilizaron otros dispositivos para medir los productos químicos volátiles que emanan de los tres tamaños de croqueta. La croqueta grande sin recubrimiento contaba con un  23 por ciento más de partes por mil millones de moléculas volátiles totales que las croquetas pequeñas y un 13 por ciento más que la croqueta mediana. La croqueta grande con recubrimiento lanzó los niveles más altos de compuestos de sabor volátiles. Lo que esto significa es que las croquetas grandes liberan más aromas que atraen a los perros.

Teniendo en cuenta la importancia del olfato en las preferencias dietéticas de un perro, los investigadores de AFB International pueden haber revelado que las narices de los perros superan los tamaños de sus bocas cuando seleccionan alimentos. Los fabricantes de alimentos para mascotas pueden aplicar esta investigación al desarrollo de su nuevo producto, finalizó Figge. Sin embargo, le corresponderá al departamento de marketing convencer a los clientes de que su Chihuahua puede disfrutar de una croqueta del tamaño de un gran danés

Autor: Tim Wall

Fuente: All Extruded

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de