Producción de alimentos para mascotas en Colombia

609 Visitas
Categorías: Generales y Noticias.

Cerca de 4,3 millones de perros y 1,4 millones de gatos que son, respectivamente, las poblaciones de estos animales en Colombia según la firma Euromonitor International, tienen a los productores y comercializadores de alimentos balanceados ampliando afanosamente sus plantas.

El gerente de producto de Alimentos Polar de Colombia (APC), Carlos Romero Sánchez, dijo que están invirtiendo 10 millones de dólares, unos 19.500 millones de pesos, en expansiones, pues las ventas de estas líneas vienen creciendo a un ritmo de 5 por ciento anual. Así, APC -que también vende alimentos para humanos como la harina Pan- aspira a alcanzar una participación en el mercado nacional de alimentos para mascotas de 10 por ciento, y ubicarse cuarta en el ‘ranking’ nacional.

Mauricio Campillo, presidente del Grupo Solla, afirma que también están copados en capacidad instalada e inyectando recursos para el crecimiento de las fábricas. El industrial estima que el año pasado, el mercado de alimentos para mascotas creció en el país alrededor de 9 por ciento, y Solla lo hizo al doble.

Agregó que las inversiones suman unos siete millones de dólares, unos 13.500 millones de pesos, e incluyen, entre otros, una máquina extractora para alimentos de peces y mascotas, y una planta de digeridos. También instalarán una unidad de premezclas y vitaminas, ingredientes principales para la producción de dichos alimentos.

Las innovaciones

José Cárdenas Herrera, director para América Latina de la multinacional Elanco, que fabrica productos farmacéuticos para salud animal, dice que tradicionalmente comercializaban en el país líneas de productos para bovinos, porcinos y aves, pero desde el año pasado las ampliaron con la de mascotas, y sacaron al mercado productos como una pastilla comestible antipulgas.

“En la medida que la gente tenga mayor poder adquisitivo va a invertir más en el bienestar de su mascota, que es una parte más de la familia y genera vínculos afectivos”, explica el directivo.

En aumento

También, según mediciones de www.losdatos.com, un portal de información empresarial, el año pasado la producción de alimentos balanceados para perros y gatos aumentó 24,3 por ciento, a 259.302 toneladas.

Adicionalmente, el negocio pasó de representar del 5,3 al 6,4 por ciento de la fabricación total en volumen de la industria de balanceados para animales en general. Otros indicadores indican que la facturación de alimentos concentrados para perros y gatos en Colombia equivale a unos 400.000 millones de pesos anuales.

También, solo un 35 por ciento de los latinoamericanos alimenta a su mascota con concentrado, por lo que multinacionales como Masterfoods, propietaria de marcas como Pedigree y Whiskas, tienen a la planta de Malambo en Colombia como plataforma clave de exportación regional y de ventas en el mercado local.

“La industria ha evolucionado en los últimos seis años de manera dinámica con crecimientos superiores a los dos dígitos, influenciado principalmente por la tendencia denominada ‘Humanización de la Mascota’, en donde la relación se transforma desde la simple tenencia en los niveles inferiores de pertenencia, hasta considerarla como un miembro más de su propio entorno de vida, con gustos, pertenencias, alimento y cuidados similares a la relación persona a persona”, afirmó Mauricio Campillo, presidente del Grupo Solla.

Andrew Clark, presidente del negocio de cuidado de mascotas para Latinoamérica de Mars (propietaria de MasterFoods Colombia) dijo en una entrevista con ‘Portafolio’ que esperan que nuestro país sea uno de los mercados con mayor desarrollo de la compañía, con crecimientos a doble dígito tanto en las líneas de perros como de gatos.

Actualmente, Latinoamérica es el mercado de mayor crecimiento para el negocio de alimentos para mascotas de Mars, con un ritmo de 8 por ciento anual.

Otras cifras

Paralelamente, se calcula que entre suplementos dietéticos, productos de cuidado, arena para gatos, juguetes caninos y otros artículos para las mascotas, los colombianos se gastarán este año 23.134 millones de pesos, cifra similar a lo que vende una empresa como Manitoba, que produce, entre otros, maní, cacahuetes y nueces en paquetes.

Adicionalmente, según www.losdatos.com, existen industrias de juguetes caninos que exportan el 85 por ciento de su producción, que equivale a unos 55.315 millones de pesos anuales.

Por internet

La migración de canales tradicionales de venta hacia negocios de comercio electrónico debuta en el mercado:
CiudaddeMascotas.com acaba de recibir un aporte de 500.000 dólares del fondo de capital privado Velum Ventures.

Juan Carlos Martínez, el gerente del portal, dice que actualmente tienen cerca de 30.000 usuarios, pero con los recursos del fondo de capital esperan multiplicarlos por 10.

Los datos más recientes de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) señalan que los negocios de productos para mascotas crecen a un ritmo de 13 por ciento anual, animado por una tendencia conocida como el ‘síndrome del nido vacío’, aplicable a las parejas jóvenes que se niegan a procrear y llenan la necesidad de dar afecto y protección con un perro, un gato u otro animal doméstico.

Algo parecido ocurre con los viejos que terminan de criar a su parentela. En la encuesta más reciente de Fenalco se dice que en las cuatro principales ciudades del país el 37 por ciento de los consultados tenía una mascota. Los perros llevan una notable delantera, pero los gatos empiezan a disminuir la distancia y los pájaros no se quedan atrás.

Otros negocios ‘perrunos’

Los mejores amigos del hombre cuentan con un amplio portafolio de servicios que hace más llevadero su paso por la tierra. Como no están exentos de un ataque de nervios, la provocación y la irresponsabilidad de sus dueños, que los movilizan sin traílla o bozal, como se ordena en el caso último de los de razas peligrosas, las aseguradoras

Liberty y Mapfre ofrecen pólizas contra daños a terceros. En las aseguradoras también pueden ser amparadas ante gastos inesperados por enfermedad, accidente o muerte. Por ejemplo, Liberty vende la póliza ‘Horse’, que protege a los propietarios de caballos, bien sea a nivel deportivo o doméstico de esos últimos eventos.

También existen cementerios para perros y servicios de cremación. Las clínicas veterinarias suelen ser el enlace con las empresas autorizadas para prestar este último servicio, y su costo puede ir entre 120.000 pesos (un gato o perro de raza pequeña), hasta 500.000 pesos, dependiendo si la incineración es individual o colectiva, y si el amo pide el retorno de las cenizas.

Igualmente, existen guarderías en las que los canes y felinos esperan pacientemente el regreso de vacaciones de sus amos. Y las hay desde las que tienen incomodas jaulas, en las que sacan a pasearlos solo unos pocos minutos al día para hacer sus necesidades fisiológicas, hasta elegantes hoteles campestres, muchos cerca de las ciudades, entre otros, con cómodos dormitorios, campo de juegos, piscina, spa y servicios veterinarios.

Las normas aeronáuticas y sanitarias permiten transportar las mascotas en sistemas de transporte aéreo. En este último caso debajo de la silla de su amo o en la bodega, tanto en rutas nacionales como internacionales, y solicitando previamente el servicio.

Según Avianca, el transporte por vía aérea de una mascota en la cabina de sus aviones (en guacal obviamente) vale 35.000 pesos y 85.000 en bodega, en el caso de una ruta nacional. Un ‘pasaje’ a EE. UU. vale 125 dólares y a Europa entre 200 y 600 dólares y sin conexiones (el precio depende del peso del animal).

Paseos diarios

Otra parte de la oferta para mascotas, particularmente los perros, son los llamados paseadores, que en grupo los caminan y cuidan durante el día. Algunos amos también ‘llaman el taxi por teléfono’ y los perros son recogidos en las puertas de los hogares por los conductores, a los que solo les basta abrir la puerta trasera del vehículo. Lo hacen habitualmente para ir a veterinarias o a los centros de esparcimiento y adiestramiento.

El servicio de peluquería y baño se presta en las veterinarias o sitios enfocados en dichos servicios. El costo de la ‘motilada’ puede ir desde 30.000 a unos 50.000 pesos, dependiendo el tamaño y la raza, e incluye pedicure y manicure. También existen sitios donde se concertan citas ‘sexuales’ y los canes pueden ‘programar el número de hijos que quieren tener’.

Los servicios de esterilización se prestan habitualmente en las clínicas veterinarias, pero también de manera gratuita por parte de secretarías de medio ambiente y asociaciones en muchos municipios del país. Los servicios de atención de emergencias crecen cada día y no pocas mascotas salvan sus vidas cuando son atendidas en esos lugares.

Fiebre mundialista

El registro civil legalmente no existe para las mascotas en Colombia, pero James, un gato de origen no determinado, fue adoptado y ‘bautizado’ en días pasados con dicho nombre por una familia en Bogotá, en plena fiebre de Mundial, y cuando muchas personas les ponían a sus nuevos vástagos el nombre del ’10’ de la Selección colombiana de fútbol.

Asunto público

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) tuvo este año que verse de frente con una fusión ‘de cuatro patas’. A nivel mundial, la empresa Ridgeback, una subsidiaria de Mars, la casa matriz de Masterfoods Colombia, adquirió la unidad de alimentos y galletas para gatos y perros de Procter & Gamble (P & G), por unos 2.870 millones de dólares.

Aunque en Colombia dicha operación no generó concentración de mercado, Mars elevó de 13 a 13, 6 por su ciento su ‘tajada’ en el negocio de alimentos secos para perros y en el de gatos de 10 a aproximadamente el 10,5 por ciento.

Autor: Rolando Lozano Garzón

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificarme de