Día a día observamos cambios vertiginosos en el sector alimentario: se demandan productos personalizados, nuevas formas de comercialización, nuevas formas de procesos y packaging, altas exigencias en control de calidad, mayor demanda de seguridad, una gestión sostenible y un análisis continuo en el impacto a nivel ambiental, entre otros.

Por estos y otros motivos, la llegada e implementación de la INDUSTRIA 4.0 es una excelente herramienta y oportunidad para afrontar los nuevos desafíos como la competitividad del sector con una incidencia trascendental en la mejora misma, sumado esto lo que se refiere a la gestión y optimización en cuanto a flexibilidad, agilidad y otros.

La integración del consumidor, la cadena de valor, los procesos y la producción eficiente, parecen estar "conectados" como nunca antes, siendo la aplicación del modelo de INDUSTRIA 4.0 la herramienta más "actualizada" que ayuda a las industrias alimentarias a estar a la altura de las circunstancias.

Todo comienza con la digitalización: todo lo digital se puede "programar", se puede "reproducir", se puede "manejar" y se puede "controlar", lo que nos genera la oportunidad de hacer cosas nuevas y diferentes de forma "rápida". Luego proseguimos con la "aplicación" y "automatización" acorde a la necesidad requerida por rubro y segmento, esto nos abre la puerta a los procesos y sus etapas en sí mismos.

Ahora bien, ¿cómo lograr que las empresas de latinoamérica integren el concepto de INDUSTRIA 4.0 como elemento clave para innovar?

Sin lugar a dudas, debe existir un "cambio mental" en las organizaciones, no solo en lo que respecta a lo tecnológico, sino en el "modelo de negocio" mismo. Hasta hace un par de años no existían empresas que se dediquen a esto, pero hoy existe una gran oportunidad: generar un tipo de innovación que cubra las necesidades y requerimientos con tecnología que funcione y que se adapte a las nuevas exigencias de manufactura (entre otros). Nunca debemos olvidar que la tecnología aplicada va a depender de quien la use y como la use, por lo que el "acompañamiento" y la "capacitación" en el modelo de INDUSTRIA 4.0, es y será fundamental.

Estamos frente a una nueva revolución tecnológica, estamos frente a nuevos desafíos y retos, estamos frente al futuro mismo con nuevas oportunidades, oportunidades que dependerá de nosotros saber aprovecharlas. 

Ahora bien, está su organización y mi organización preparada? La respuesta es personal y será el resultado mismo de la aplicación o no del modelo de INDUSTRIA 4.0.  Si, de la forma y del momento en que cada compañía decida implementar este "modelo" que llegó para quedarse: INDUSTRIA 4.0,el futuro es hoy.

Autor: Martín Dechiara - Managing Director MDGroup Conosur® - ConvenPACK®

Fuente: All Extruded 

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con (*).