Los dueños de mascotas millenials hablan de cómo los minoristas deberían comercializar sus negocios para atraer a esta generación a las tiendas.

Cuando llegas a lo básico, los Millennials nacieron entre 1981 y 1996. Eso significa que estas personas ya no son niños y deben ser tomadas en serio. Más de la mitad de los Millennials están en sus treinta.

Ellos conforman la mayoría de las personas que trabajan, con el 87 por ciento asumiendo funciones de administración en los últimos cinco años, en comparación con el 38 por ciento de la Generación X y el 19 por ciento de los Baby Boomers, quienes asumieron las funciones de administración. El poder de esta generación, tanto monetaria como vocalmente, solo va a seguir creciendo y los minoristas necesitan hacer de ellos el foco de sus esfuerzos de marketing.

En lo que respecta a la industria de mascotas, ya sabemos que los Millennials se toman su tiempo para construir familias, por lo que ven a sus mascotas como "niños". Sabemos que son la generación más educada, son más conscientes al hacer compras y, a menudo, invierten más en un artículo para su mascota antes que para ellos mismos. El noventa por ciento de la generación está en las redes sociales y comparte fotos de sus mascotas un promedio de tres veces por semana. Pero la pregunta es, ¿cómo los minoristas toman toda esta información y la usan para que más Millennials frecuenten sus tiendas?

Mundo Digital

Si bien los Millennials no crecieron teniendo siempre Internet como los de la Generación Z, se han adaptado al punto en que es una necesidad. Los Millennials tocan sus teléfonos en un promedio de 45 veces al día, por lo que no es de extrañar que a través de Internet proviene la mayoría de su información.

 'Es más probable que los anuncios lleguen a mí a través de Internet", apunta Lianne Cagnazzi, una residente médica de 30 años, quien tiene una mascota llamada Louie. Los Millennials esperan que las empresas tengan un sitio web actualizado, visualmente agradable y receptivo que pueda verse en un teléfono inteligente. Los sitios web deben ser limpios y fáciles de navegar.

Arielle Napoli, una madre de gato, de 25 años en la ciudad de Nueva York, está de acuerdo en que la publicidad online y los sitios web son extremadamente importantes. "Si hubiera sabido que mi tienda de mascotas [local] existía y tenía lo que buscaba, habría comenzado a comprar allí antes", dice ella. Si su sitio web está desactualizado, no tiene capacidades móviles o parece que se realizó hace más de cinco años, actualizarlo debería ser su próximo paso para garantizar la supervivencia de su tienda.

Las redes sociales son otro aspecto importante de la marca de su negocio. Cómo se representa visualmente una tienda habla mucho sobre el negocio en sí. "Las redes sociales son un gran cambio de juego en la forma en que los consumidores compran, específicamente los Millennials", destacó Jennifer Cao, cofundadora y diseñadora de ZippyPaws. "Los Millennials tienen en cuenta no solo lo que es popular, sino también lo que está bien fotografiado".

Ser una millenial definitivamente la ha ayudado a apuntar a esta creciente audiencia, lo que es evidente en el éxito de ZippyPaws, así como a los 59,000 seguidores de Instagram de la compañía. Las empresas de mascotas se prestan para ser minas de oro en las redes sociales debido al hecho de que giran en torno a animales lindos, así que ¿por qué no aprovecharlas?

"Los minoristas de mascotas tienen la mejor ventaja ya que nada es más lindo ni más atractivo que las mascotas", expresó Shama Hyder, fundadora y CEO de Zen Media, una firma de mercadeo web y relaciones digitales.

Hyder también dice que las empresas deben inyectar un poco de personalidad en su marca si quieren atraer al consumidor conectado. Los minoristas de mascotas deben averiguar qué los distingue de los demás y usarlos para enfocar sus cuentas de redes sociales.

Lo que nos distingue

Las compras online son una parte importante del estilo de vida del Millennial, especialmente para aquellos que viven en ciudades grandes y no tienen autos, pero las pequeñas empresas a menudo no están equipadas para manejar las ventas online. Si su tienda está ubicada en una ciudad y no puede incluir las ventas online en su plan de negocios actual, considere agregar servicios de entrega.

"Mi tienda de mascotas tiene una mejor selección que Amazon, pero Amazon hace entregas", dice Napoli. "Vale la pena caminar hasta mi tienda ya que está muy cerca, pero supongo que si tuviera que subir a un tren o en un automóvil no querría hacer el viaje".

La conveniencia de enviar  bolsas grandes de comida y entregarlas en la puerta de su casa es ideal, en lugar de cargarlas en múltiples bloques o en el transporte público. Sin embargo, solo porque los Millennials compran online por conveniencia, eso no significa que no estén comprando en las tiendas. La variedad es clave para que estos consumidores entren en su negocio.

"Creo que es importante tener en cuenta que hay muy poca variación de precios, pero a los Millennials les encanta comprar cosas que no ven en ningún otro lugar", dice Cao. "La clave es estar abierto a almacenar grandes productos nuevos, ofrecer a los compradores algo nuevo y  que tengan una gran experiencia cada vez que entren en las tiendas".

Las tiendas deben promocionar estos artículos especiales que los clientes no podrán obtener en ningún otro lugar. "Si vendes algo realmente hermoso o único para las mascotas, como camas, correas o collares, ponlo al frente y véndeme el sueño", destacó Dean Praetorius, un padre de perro de 29 años que vive en Brooklyn, Nueva York.

Además, dar a los clientes una razón para volver. Muchos acuden a su tienda debido a su conocimiento, pero si su servicio al cliente y sus beneficios no valen la pena, viajarán a otra parte.

Praetorius sugiere un programa de lealtad para garantizar clientes repitentes. "Las empresas inteligentes pueden recompensar a los clientes repitentes y garantizar un mayor volumen de compras", dice. "Si no tengo incentivos para seguir comprando, después de la recomendación inicial, me dirijo a Amazon para encontrar lo que acaba de venderme a un precio más barato".

Si una tienda está más enfocada en la venta de alimentos y golosinas, debe llevar marcas y productos que no estén disponibles en otras tiendas cercanas o en las tiendas minoristas online. Las tiendas también deben ser conscientes de cómo los consumidores están comprando. Si los pasillos de una tienda son demasiado pequeños para caminar, o si los productos se desbordan de los estantes y causan posibles peligros, esto provocará que los clientes se vayan.

Kasey Stevenson, una madre de 29 años de Brookville, N.Y., señala que no compra sus alimentos para mascotas de forma online como la mayoría de sus compañeros porque Chewy.com no tiene las marcas que compra. Sin embargo, ella decide ir a Petco, en lugar de su su tienda de mascotas local debido a su diseño y los productos que posee.

"La tienda [local] está muy llena y no es fácil de navegar; tengo dos hijos, por lo que la facilidad de compras es un factor muy importante", explica.

Al infinito y más allá

Los negocios de mascotas ya no pueden considerarse solo un lugar de transacción: si eso es todo lo que un cliente quiere, pueden hacerlo fácilmente de forma online. Los consumidores esperan poder ir a sus tiendas locales y obtener más que solo suministros; buscan una experiencia.

"El objetivo está en convertirlo en una experiencia cuando los clientes entran", destaca Hyder. 'Los ladrillos y morteros tienen que enfocarse más que nunca en el servicio al cliente y en la experiencia en general'. Ella agrega que todavía pasa por el drive-thru en el banco porque le dan una golosina a su perro y a su perro le encanta.

Tener un tazón de golosinas para los cachorros que vienen a la tienda, organizar fiestas de cumpleaños, clases de educación para niños o clases de adiestramiento de perros puede dar a los consumidores una razón para entrar. Convierta a su tienda en un destino para que los dueños de mascotas vengan a pasar el rato.

 'A los Millennials también les encanta llevarse a sus mascotas para socializar; tal vez considere ofrecer una clase de decoración de golosinas para perros por una tarifa, o dejar que los clientes tomen una cerveza y conozcan a otros dueños de perros los domingos por la tarde', dice Cao. "La idea es ofrecer a los clientes una experiencia personalizada en la tienda que no puedan obtener al comprar online".

Las tiendas también pueden considerar organizar eventos en correlación con otras organizaciones en el área. Los Millennials quieren saber que las tiendas que frecuentan y las marcas que compran contribuyen a la comunidad.

"Tal vez si una tienda de mascotas pequeña tuviera algún tipo de evento especial, como un día de adopción de gatos, aumentaría la conciencia y el tráfico hacia la tienda, y podría hacer que las personas piensen que les importa más encontrar un buen hogar para los animales que hacer dinero". ", Dice Stevenson.

Los minoristas de ladrillo y mortero (edificio o estructura)  también deben considerar trabajar con veterinarios locales. Cagnazzi señala que si bien ella busca en Internet, para revisar, recordar y otro tipo de información, va al veterinario cuando tiene alguna pregunta. Los Millennials son más propensos que sus predecesores a confiar en la información de sus veterinarios.

"Pedimos muchos consejos al veterinario", dice Praetorius. "Incluso probamos un servicio de comida para perros en un momento dado, pero eso era demasiado costoso y nuestro veterinario en realidad no creía que la comida fuera mejor de la que ya estaba recibiendo".

Si su tienda tiene las marcas y productos que recomiendan los veterinarios locales, el veterinario puede informar a los padres de mascotas que encontrarán esos productos que sugiere en su tienda. Cuando se trata de eso, los minoristas de mascotas deben estar al tanto de lo que busca su cliente y continuar encontrando formas nuevas y creativas para brindárselo.

"Sabemos que los Millennials son muy leales a las marcas si ven un valor agregado de esa marca", finaliza Cao.

Autora: MICHELE TYMANN

Fuente: All Extruded

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con (*).