Luis-Miguel Gómez-Osorio, Médico Veterinario, MSc en Inmunología y PhD en Nutrición Animal y Director de Investigación e Innovación de Aditivos e Ingredientes Funcionales del grupo NUTEC, participará en el Congreso de la Industria de Pet Food en América Latina (CIPAL 2019 ) los días 18 y 19 de Septiembre de 2019 en Buenos Aires, Argentina en el cual presentará la charla 'Nutriendo el sistema Inmune de perros y gatos'. En esta entrevista nos adelanta algunos puntos interesantes con respecto a esta temática:


¿Cuáles son las principales enfermedades que se están generando por una nutrición no adecuada?

Hipócrates decía lo siguiente 'que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento'. Con base en lo anterior, el poder de los alimentos sobre la salud de los animales es vital. Los animales deben recibir una dieta balanceada que les permita tener una óptima salud y por ende una calidad de vida. Hoy día, existen muchas ofertas de alimento para nuestras mascotas los cuales están basados en requerimientos mínimos, lo cual garantiza un mínimo de nutrientes para no generar deficiencias.

Sin embargo, entre lo mínimo y lo óptimo existe una gran oportunidad para mejorar la salud de los animales y su expectativa de vida. Dentro de las enfermedades más comunes por una mala nutrición se puede mencionar la obesidad, patologías tumorales y renales, diabetes, entre otras. Con respecto a la obesidad, se dice que aquellos animales con obesidad crónica están constantemente generando inflamación e hiper activación del sistema inmune lo cual impacta directamente su calidad de vida

Una buena nutrición no es exclusivamente aquella que considera los requerimientos mínimos sino aquella que está basada en nutracéuticos, alimentos funcionales y nutrientes en concentraciones óptimas para contrarrestar los efectos deletéreos de los radicales libres, las infecciones y las agresiones internas (tumores y enfermedades autoinmunes)


¿Cómo acercarnos a dietas más holísticas y con materias primas naturales?

La industria del pet food maneja diferentes calidades de materias primas, las cuales deben ser evaluadas de manera muy cuidadosa. Enseñarle al propietario de la mascota como discernir entre un buen alimento y otro no tan bueno es un deber de nosotros los médicos veterinarios. No es bueno encontrar alimentos hechos con subproductos de pollo y carne en vez de la carne fresca como tal. Si bien los primeros hacen parte del desperdicio de las plantas de sacrificio para humanos los segundos corresponden a la carne que también consumen los seres humanos. Cada vez más el concepto de 'human-grade' en términos de calidad de ingredientes debe ir ganando espacio en la industria del pet food.

De igual manera, la salud debe ser mirada bajo conceptos holísticos como la inclusión de aditivos inmunomoduladores, antinflamatorios y mejoradores de salud intestinal, que sean capaces de mantener en sano equilibrio entre el ambiente, la genética y la nutrición. Para esto es bueno dar una mirada a las culturas asiáticas quienes han estudiado a profundidad dichos temas y han encontrado en la naturaleza la respuesta a muchas de las enfermedades de las mascotas.


¿Son las dietas crudas más saludables para nuestras mascotas?

Este tipo de dietas han venido ganando espacio entre los propietarios de mascotas, los cuales buscan opciones más naturales y sobre volver a los ancestros (los lobos) para sus mascotas lo cual es importante diferenciar varios aspectos. Las dietas crudas no son correctamente balanceadas, su calidad microbiológica es cuestionable y recientes evaluaciones científicas han mostrado que este tipo de dieta generan impactos importantes a largo plazo como enfermedades asociadas al crecimiento, el metabolismo y la función digestiva. Cuando se busca imitar las dietas de los lobos, se ignora que la carne cruda era solo una parte de su dieta y no la ración total. Los lobos eran grandes consumidores de semillas y frutos que encontraban en la naturaleza y ayudaban a balancear los nutrientes requeridos.


¿Como la microbiota puede ser beneficiada por la nutrición?

El conjunto de microorganismos que existen no solo en intestino sino en diversas partes del cuerpo del animal como la piel, tracto reproductivo, entre otros, ha sido llamado el segundo cerebro. Por lo tanto, existe una comunicación e interdependencia muy fuerte entre los metabolitos que producen dichos microorganismos y el cerebro. Se ha llamado a la unión de microbioma con el hospedero un 'Super organismo' o Holobionte. A tal punto que algunas enfermedades como la depresión ya han sido claramente explicadas por la falta de una especie específica de bacterias que promueve mensajeros químicos al cerero y que estabilizan su funcionamiento. La dieta es la encargada de promover el crecimiento de microorganismos y su calidad puede estimular la generación de comunidades bacterianas con impactos positivos para la salud. Lo anterior también funciona de manera opuesta cuando la dieta no es lo suficientemente variada y la microbiota por ende tampoco, dejando de generar efectos positivos para el animal.


¿Podemos incrementar la expectativa de nuestras mascotas a través de la nutrición?

La respuesta definitivamente es sí. La dieta puede contener elementos que pueden ser constantemente irritantes desde el punto de vista digestivo e inmunológico. Una dieta con un adecuado balance de antioxidantes que 'barran' e 'inactiven' los radicales libres posterior a un desafío o inclusive a los que se dan en la dieta va a evitar el daño de las células y de los tejidos. De igual manera, el uso óptimo de nutrientes como vitaminas y minerales harán que el sistema inmunológico pueda funcionar adecuadamente y defender al animal de las agresiones externas e internas que lo puedan potencialmente atacar. Para llevar a cabo un adecuado proceso de resolución de la inflamación también es necesario contar con aditivos naturales con capacidad antinflamatoria que garanticen una adecuada finalización del proceso sin efectos colaterales como la fibrosis.

Fuente: All Extruded

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con (*).